Filosofia, proyecto y objetivos

 

Una de las razones determinantes de la creación de nuestra compañía se centró, fundamentalmente, en nuestra propia filosofía como grupo.

Entendemos y respetamos las normas y funcionamiento de todas y cada una de las compañías virtuales en alta en nuestra División; pero, desde nuestro punto de vista, se pueden hacer cosas diferentes en este entorno de la Simulación Virtual.

Empezamos por el propio Staff.

Nuestros miembros del Staff de Alair Virtual Airlines tienen que ser, y así lo hemos asumido, cargos activos al servicio de los demás miembros de la compañía.

Cuando tomamos nuestra decisión todos fuimos conscientes de que la creación de una compañía virtual supone traspasar una línea que no tiene marcha atrás. No nació esta compañía para complacer a unas personas que se auto otorgan unos cuantos cargos. Nuestra propia madurez, por razones de edad en la mayoría de los casos, está muy por encima de todo eso. Podríamos decir, sin miedo a equivocarnos, que para quienes lideramos el proyecto de Alair Virtual Airlines lo más fácil hubiese sido habernos integrado en otra compañía.

Nos hubiésemos ahorrado muchas horas de trabajo, algún que otro sinsabor y no tendríamos, en estos momentos, la responsabilidad de estar, día a día, tirando "del carro"; pero nuestra propia conciencia nos diría que no hicimos lo correcto, porque detrás está un grupo numeroso de miembros de IVAO que creyeron entonces y siguen creyendo a día de hoy en los proyectos y objetivos de quienes forman el Staff de esta compañía.

Nuestro proyecto como Compañía Virtual está cimentado en unos valores tan claros como fácilmente explicables:

  • Vuelos en IVAO
  • Apoyo a nuestros pilotos
  • Escuela de formación

 

Vuelos en IVAO.

Entendemos nuestra compañía, por encima de todo, como un lugar de encuentro; de ahí la importancia de nuestros canales de voz.

Somos plenamente conscientes que IVAO es una red virtual de simulación de vuelo donde el objetivo es "tan real como sea posible" pero sin llegar "más allá", como si la vida nos fuese en ello.

La mayoría de nosotros hemos tomado, quién sabe por qué, otros caminos en la vida distintos al estrictamente aeronáutico; eso no quiere decir que no valoremos, en su justa medida, este fascinante mundo. De hecho, por eso estamos aquí la mayor parte de nosotros.

Nuestro proyecto nos lleva a fomentar, ayudar y formar buenos pilotos; siempre dentro de un ambiente relajado en lo personal y cordial para con los demás.

Nuestro ambiente de respeto hacia lo exterior será nuestra primera norma, no escrita, dentro de nuestra compañía. No tendrán sitio entre nosotros quienes llegan para formar barullos, broncas o malos rollos.

No será nuestra guerra si tenemos cinco pilotos más que aquella compañía o cinco menos que la otra.

Nuestro proyecto no pasa por "competir" con nadie sino la de "compartir" con todos.

Apoyo a nuestros pilotos.

En nuestra filosofía como compañía virtual desempeñan un papel determinante nuestros Centros Territoriales de Operaciones. Siempre hemos pensado que un miembro en una compañía virtual es algo más que un callsign de vuelo y un "arréglatelas como puedas".

Todos nuestros miembros están adscritos a un C.T.O. y será el responsable del mismo el primer punto de apoyo de todos y cada uno de sus miembros.

Escuela de Formación.

Es, posiblemente, la parte más importante de nuestro proyecto. No decimos más importante porque los demás puntos no lo sean, sino porque desde las propias Escuelas de Vuelo nuestros pilotos irán direccionados a sus Centros de Operaciones.

Le dedicaremos todos nuestros esfuerzos, pero también serán nuestro primer "filtro"; no le dedicaremos ni un solo segundo a quien no quiera aprender. De hecho, no tendrán sitio en nuestra compañía, pero seremos extraordinariamente generosos con nuestro tiempo para aquellos que tengan, al menos, interés en aprender.

Nuestras Escuelas de Vuelo VFR e IFR tienen un objetivo marcado muy claro: formar magníficos pilotos virtuales para operar con plenas garantías en una red de simulación aérea como IVAO.

Y no es poco hacer que todos nuestros pilotos pasen, como mínimo, desapercibidos en cualquier centro de control. Y si alguna vez no pasamos desapercibidos será por nuestro buen hacer, nuestra cordialidad y nuestra capacidad de complicidad con otros miembros, pilotos o controladores, que no han tenido la suerte de cruzarse con personas que, al igual que nosotros, han puesto, de forma generosa, su tiempo y experiencia a su servicio. Esto, desde nuestro punto de vista, también es crear escuela.

Es evidente que, dentro de un ambiente sereno y relajado, todos intentamos llegar al mayor grado de realismo en nuestras operaciones de vuelo y es precisamente en este grado de realismo donde los nuevos miembros que, día a día, se incorporan a nuestra red encuentran serias dificultades para su incorporación y posterior fidelización a la red de IVAO.

Podríamos hablar, igualmente, de la pluralidad de programas, addons, escenarios, mallas, software, etc., que forman parte de este mundo; cosas tan simples, por su experiencia, para algunos, como complejas para otros que, generalmente, acaban de llegar. A veces esto se nos olvida.

Para estos casos no nos hemos olvidado de nuestra "Sala técnica" donde, personas cualificadas por su experiencia, dan soluciones a las múltiples circunstancias, casuísticas o problemas que, día a día, encontramos.

Formar a un nuevo miembro es algo realmente complejo; no se trata de la pedagogía más o menos extensa, léete esto o mira aquello.

Nuestras Escuelas de Vuelo, tanto para los nuevos miembros que llegan a la red de IVAO como para aquellos que ya forman parte de ella, no es un reclamo de marketing dentro de nuestra web, sino que supone para todos nosotros un serio compromiso que, día a día, venimos demostrando con quienes, durante este tiempo pasado, se fueron uniendo a nuestro proyecto y que hoy forman parte de nuestro grupo de pilotos.