Precedentes

 

Alair Virtual Airlines se crea a finales del año 2008 como consecuencia de la escisión de un grupo de pilotos, de habla hispana, de la compañía "Simulated Continental Airlines".

Esta escisión de pilotos se produce cuando, por parte de "Simulated Continental Airlines", se toma la decisión de abandonar IVAO como red de operaciones de vuelo que, hasta ese momento, era la plataforma de simulación utilizada por este grupo.

Era evidente que tras esta decisión por parte del Staff de la compañía virtual de Continental Airlines, nuestro grupo de pilotos se tenía que replantear su permanencia como miembros de la misma.

Aunque se intentó por parte de los representantes de la compañía virtual dar todas las facilidades, a través de programas auxiliares tipo FsACARS, KEEPER, etc., era evidente que la problemática surgida, en el seno de la compañía, era más de fondo que de forma; al menos así lo veíamos desde el propio grupo y el tiempo nos dio la razón.

Se podría decir con rotundidad que, en ese momento, nuestra decisión de abandonar la compañía estaba ya tomada y era, prácticamente, irreversible.

Teníamos un grupo realmente fuerte; fuerte de personas que hacíamos nuestros vuelos siguiendo criterios "tan real como fuese posible"; nuestras intervenciones en el foro de la compañía eran, en general, muy respetadas y teníamos, igualmente, toda la consideración de Chad Black quien, en su momento, fue Presidente y "alma mater" de Simulated Continental Airlines.

La renuncia de Chad Black a seguir presidiendo la compañía y el posterior fallecimiento, en tráfico accidente de tráfico, de Shelly Johnson, auténticos motores de la creación y desarrollo de la compañía, hicieron posible que otros miembros llegaran a la dirección de la compañía que, tal vez por su corta edad, tomaran algunas decisiones tan a la ligera como poco afortunadas.

En cualquier caso, siempre tendremos un magnífico recuerdo de nuestro paso por esta compañía de los Estados Unidos, donde tenemos constancia de la grata consideración que a sus miembros todos nosotros les dejamos.